Coronavirus en la Argentina: Alberto Fernández extendió hasta el 9 de abril el distanciamiento social y limitó el poder de los gobernadores


.

La decisión terminó de confirmarse este sábado con la publicación del Decreto 168/2021 en el Boletín Oficial. Qué pasara con las medidas que se tomen contra el COVID-19 en las diferentes provincias

El Gobierno resolvió extender el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO) hasta el 9 de abril, inclusive. La decisión se confirmó el sábado en la madrugada, con la publicación del Decreto 168/2021 en el Boletín Oficial.

Si bien casi no hay cambios con respecto a las anteriores prórrogas de la DISPO, en esta oportunidad se limitó el poder que tenían los gobernadores para dictar medidas propias para enfrentar el COVID en cada uno de sus distritos. Esta decisión apuntaría especialmente a Formosa, luego de semanas de polémica en torno al trato de la administración de Gildo Insfrán con los formoseños.

Si bien se mantuvo la idea de que los mandatarios provinciales podrán establecer “normas para limitar la circulación por horarios o por zonas”, se remarcó que “estas medidas deberán ser temporarias y fundadas, y deberán contar con la aprobación de la autoridad sanitaria jurisdiccional”.

Además, el Poder Ejecutivo Nacional aclaró que los gobernadores podrán ordenar el aislamiento de las personas que ingresen a sus territorios provenientes de otras partes del país, solamente “cuando las mismas revistan la condición de ‘caso sospechoso’, la condición de ‘caso confirmado’ de COVID-19 o cuando presenten síntomas de COVID-19 o sean contacto estrecho de quienes padecen la enfermedad”.

En diálogo con Infobae, una fuente cercana a Alberto Fernández había resaltado que “el Presidente fue claro en que hay que restringir lo menos posible y enfocarse en la prevención de contagios, con mensajes de cuidado, de instrucción para evitar los contactos estrechos, y de desaliento a los vuelos al exterior. Estamos en alerta por la situación en el continente”.

“Queremos ganar tiempo para avanzar con la vacunación y enfocarnos en la campaña de comunicación sobre la segunda ola, tanto a nivel regional como local”, amplió la fuente, que también destacó que “el objetivo principal es acelerar la cantidad de dosis que llegan desde el exterior y el ritmo de vacunación”.

Esto explica en parte por qué la nueva etapa del DISPO no contempla nuevos cierres y va en línea con lo que declaró Carla Vizzotti este viernes: “Argentina trabajó en fortalecer los cuidados con el objetivo de retrasar el aumento de casos a medida que avanza la vacunación. Queremos cuidar las actividades sociales y productivas”.

Fuente infoBae

.

David Sebastian Arrighi para Política de Argentina

.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario